El Cáncer Part 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Cáncer Part 2

Mensaje  Darkness el Mar Dic 01, 2009 4:24 am

El Cáncer
Es un conjunto de enfermedades en las cuales el organismo produce un exceso de células malignas (conocidas como cancerígenas o cancerosas), con crecimiento y división más allá de los límites normales, (invasión del tejido circundante y, a veces, metástasis). La metástasis es la propagación a distancia, por vía fundamentalmente linfática o sanguínea, de las células originarias del cáncer, y el crecimiento de nuevos tumores en los lugares de destino de dicha metástasis. Estas propiedades diferencian a los tumores malignos de los benignos, que son limitados y no invaden ni producen metástasis. Las células normales al sentir el contacto con las células vecinas inhiben la reproducción, pero las células malignas no tienen este freno. La mayoría de los cánceres forman tumores pero algunos no (como la leucemia).

La Célula
Una célula (del latín cellula, diminutivo de cella, hueco) es la unidad morfológica y funcional de todo ser vivo. De hecho, la célula es el elemento de menor tamaño que puede considerarse vivo.[1] De este modo, puede clasificarse a los organismos vivos según el número que posean: si sólo tienen una, se les denomina unicelulares (como pueden ser los protozoos o las bacterias, organismos microscópicos); si poseen más, se les llama pluricelulares. En estos últimos el número de células es variable: de unos pocos cientos, como en algunos nematodos, a cientos de billones (1014), como en el caso del ser humano. Las células suelen poseer un tamaño de 10 µm y una masa de 1 ng, si bien existen células mucho mayores.

Diferencia entre una Célula Normal y una Célula Cancerosa
Las células normales cuando reciben un estímulo para proliferar y multiplicarse lo hacen a través de una serie de señales que llegan hasta el interior celular y comienza a funcionar una compleja maquinaria que hace que la célula se divida en partes iguales y genere dos células hijas. Una vez desaparecido el estímulo éstas detienen su crecimiento, respetando de esta forma como si fuera un semáforo indicador todo tipo de señal y manteniendo así controlado y regulado el número de células de un órgano o tejido.
En cambio, las células cancerosas ignoran y desconocen esas señales llegando incluso a proliferar en ausencia de las mismas, a diferencia de las células normales no respetan a las luces del semáforo indicador y el resultado de esto es la formación de una masa anormal de células.
Además las células cancerosas poseen otra característica mucho más peligrosa que la de proliferar en forma incontrolada y es la capacidad para invadir los tejidos adyacentes e introducirse en el interior de los pequeños vasos sanguíneos y linfáticos del tejido en el cuál se originó. De esta manera, una vez en el interior de la circulación, las células cancerosas pueden viajar por todo el cuerpo hasta llegar a sitios distantes como cerebro, hígado, huesos etc. donde quedan retenidas y forman una nueva masa de células conocida con el nombre de metástasis.

Orígen del cáncer
Ciertos factores son capaces de originar cáncer en un porcentaje de los individuos expuestos a ellos. Entre éstos se encuentran la herencia, los productos químicos, las radiaciones ionizantes, las infecciones o virus y traumas. Los investigadores estudian como estos diferentes factores pueden interactuar de una manera multifactorial y secuencial para producir tumores malignos. El cáncer es, en esencia, un proceso genético. Las alteraciones genéticas pueden ser heredadas, o producidas en alguna célula por un virus o por una lesión provocada de manera externa.
a. Herencia: Se calcula que de un 5 a un 10% de los cánceres tienen un origen hereditario. Algunas formas de cáncer son más frecuentes en algunas familias: el cáncer de mama es un ejemplo de ello. El cáncer de colon es más frecuente en las familias con tendencia a presentar pólipos de colon. Una forma de retinoblastoma sólo aparece cuando está ausente un gen específico. Estos genes, denominados genes supresores tumorales o antioncogenes, previenen en condiciones normales la replicación celular. Su ausencia elimina el control normal de la multiplicación celular. En algunos trastornos hereditarios, los cromosomas tienen una fragilidad intrínseca; estos procesos conllevan un riesgo elevado de cáncer.
b. Sustancias Químicas: El alquitrán de hulla y sus derivados se considera altamente cancerígenos. Sus vapores en algunas industrias (ej. Refinerías) se asocian con la elevada incidencia de cáncer del pulmón entre los trabajadores
Hoy en día se sabe que el benzopireno, sustancia química presente en el carbón, provoca cáncer de la piel en personas cuyo trabajos tienen relación con la combustión del carbón. El arsénico se asocia con cáncer del pulmón, pues los trabajadores de minas de cobre y cobalto, fundiciones y fábricas de insecticidas

Darkness

Mensajes : 99
Fecha de inscripción : 14/10/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.